Ignacio Delgado, consultor en Therium Capital Management Limited -fondo de inversión- y abogado en Legisfund, nos habla del Third Party Funding, de su funcionamiento y acogida entre la comunidad jurídica.

  • ¿Cómo funciona un fondo de inversión en arbitraje?

Simplificando algo que en la práctica es más complicado, la idea es llegar a un acuerdo por el cual el fondo financia al demandante los gastos del arbitraje (abogado, peritos, gastos de la corte, posibles costas, etc.) a cambio de un porcentaje en caso de éxito. Es importante remarcar que el fondo solo obtiene algo en caso de éxito, por lo que es una inversión de riesgo en la que el cliente queda indemne en caso de perder.

  • ¿Cuál es la acogida que ha tenido en España?

Francamente buena. Si bien es cierto que se trata de una figura con la que pocos despachos españoles están familiarizados, una vez se explican los pormenores de su funcionamiento, el abogado suele ver solamente ventajas. Al fin y al cabo se trata de una herramienta o alternativa más que le puede ofrecer a su cliente, al margen de la tradicional asunción de los honorarios por el cliente, o que el despacho “financie” en parte el arbitraje pactando un success fee.

  • ¿Qué impacto tiene el uso del Third Party Funding en América Latina?

Que nosotros sepamos, a pesar de que crece exponencialmente su uso, sigue siendo menor que en otras latitudes. No obstante, tenemos claro que allí hay casos muy interesantes que no podemos ignorar.

  • ¿Cuál ha sido la evolución en estos últimos años?

Por lo que vemos, cada día es mayor el interés y conocimiento de los despachos latino-americanos por esta figura. En Therium consideramos que el poder manejarnos en español con estos despachos es un valor añadido que simplifica las cosas, y ayuda a la hora de entender los méritos del caso, la comunicación con el despacho de abogados que lleva el caso, etc.

  • Una de las mayores preocupaciones en arbitraje respecto del Third Party Funding es la del posible control sobre el procedimiento, ¿cuál es su valoración?

Nosotros, como miembros de la ALF (Association of Litigation Funders, http://associationoflitigationfunders.com/) estamos sometidos a un Código de conducta que nos hemos dado: una de las normas fundamentales es la no injerencia en la toma de decisiones del cliente en el procedimiento. Ello no obsta que pactemos con el cliente ciertos mecanismos de protección de nuestra inversión para tales casos.

creo que nuestro arbitraje no proyecta hacia el exterior una imagen de solidez o unidad. Además, huelga decir que un mayor grado de transparencia daría más confianza a empresarios y abogados

  • Recientemente, ha sido noticia la regulación de los fondos de inversión en arbitraje en países como la India; Singapur también ha regulado su uso… ¿cuál es la situación legislativa en España?

En España no está regulado en modo alguno. En principio tampoco haría falta ya que en algunos de los países que has mencionado, según creo, se ha legislado de forma expresa el TPF porque hasta ahora estaba prohibida. En España, al no haber expresa prohibición, consideramos que la libertad de pactos entre las partes (con las limitaciones establecidas en la ley) nos ampara.

  • Valore el momento actual del arbitraje comercial en España.

Bajo mi humilde punto de vista, creo que peca de exceso de diversificación a nivel de instituciones y cortes de carácter nacional, y en tal sentido, creo que nuestro arbitraje no proyecta hacia el exterior una imagen de solidez o unidad. Además, huelga decir que un mayor grado de transparencia daría más confianza a empresarios y abogados para confiar en el arbitraje como método de resolución de conflictos.

  • Como profesional que se mueve en el sector del arbitraje iberoamericano, ¿cómo valora la pretensión del Centro Iberoamericano de Arbitraje -patrocinador de CIAR Global- de ocupar el espacio iberoamericano del arbitraje internacional y de inversión al lado de las grandes cortes internacionales?

Lo valoro muy positivamente y, sin duda, se trata de un espacio donde debemos estar. Pero siguiendo en la línea de la pregunta anterior, creo que convendría, para el éxito de esta aventura, que la iniciativa vaya respaldada con una imagen de apoyo unánime de la comunidad jurídica a nivel doméstico.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.