Bayside ha demandado a la Empresa Portuaria Quetzal de Guatemala vía arbitraje reclamando 366 millones de quetzales (más de 47 millones de dólares), relacionado con la no licitación para la continuación de sus servicios en el Puerto Quetzal tras 17 años de contrato.

La demanda de arbitraje de Bayside, empresa propiedad del suizo Jurg Widmer Probst, controvertido empresario acusado de corrupción, fue comunicada el lunes pasado en el Congreso guatemalteco.

La petición de la empresa son Q101 millones de la cláusula de lucro cesante; Q199 millones por concepto de perjuicios causados por Puerto Quetzal ante la no renovación esperando cuatro años propuestos y Q66 millones por perjuicios causados por cálculo del movimiento de carga y no renovación (ver “Proveedor de grúas demanda a EPQ por Q366 millones e inicia proceso de arbitraje“, Urías Gamarro, Prensa Libre, 16.03.2021).

Bayside y Empresa Portuaria Quetzal firmaron un contrato en 2001 de servicios portuarios de grúas para el movimiento de contenedores que venció en mayo de 2018 ya que no se renovó automáticamente, ya que las autoridades guatemaltecas consideraron que algunas de sus cláusulas contenían ilegalidades (ver “La insaciable codicia de Jurg W. Probst, el “Rey (prófugo) de las Portuarias”“, El Períodico, 27.05.2018).

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.