Unión Fenosa Gas y Egipto han llegado a un acuerdo y ponen fin al arbitraje que le concedió a la española un laudo de dos billones de dólares tras el conflicto por la planta egipcia de Damietta.

La compañía española ha acordado retirar la demanda presentada ante un tribunal de Estados Unidos para confirmar y ejecutar el laudo contra Egipto.

Ambas partes habrían llegado a un acuerdo en el mes de diciembre de 2020, según el que cada una se haría cargo de sus honorarios y costas legales.

El acuerdo se anunció hace justo un año, pero Unión Fenosa Gas ya comunicó su intención de continuar su solicitud ante los tribunales estadounidenses para hacer cumplir el laudo a Egipto hasta que se cumplan todas las condiciones.

El arbitraje

El arbitraje entre Unión Fenosa Gas y Egipto fue presentado por la compañía española a finales de 2014 ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (Ciadi), invocando el Tratado Bilateral de Inversión Egipto-España de 1992, por la paralización de la planta de Damietta debido a la falta de suministro y de la que la española es propietaria del 40%.

En octubre de 2018 Unión Fenosa solicitó ante un tribunal federal del Distrito de Columbia en Estados Unidos la ejecución del laudo.

La instalación se encuentra situada en el puerto de Damietta, a 60 kilómetros de la desembocadura del canal de Suez, y dispone de una superficie de 1,2 millones de metros cuadrados.

La planta inició su funcionamiento operativo en diciembre de 2004 tras una inversión total superior a los 1.000 millones de euros.

 

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.