El próximo 22 de enero coincidiendo con la celebración del Foro de Davos, la Alianza Stop ISDS, movimiento que surgió para luchar contra el Sistema de Solución de Controversias Inversor-Estado (ISDS), el actual arbitraje de inversiones, acusándolo de ser “tribunales privados de las transnacionales”, impulsa la presentación ante los órganos de Gobierno de 16 estados de la Unión Europea del Manifiesto “Derechos para las personas, reglas para las corporaciones” firmado por cerca de 700.000 personas.

El próximo miércoles, la alianza STOP ISDS, formada por más de 200 organizaciones europeas, sindicatos y movimientos sociales, presentará la petición en órganos de gobierno de 16 estados miembros “para que la UE y los gobiernos europeos acaben con los privilegios de las transnacionales. Así se cita en la llamada a la participación en la campaña bautizada como “Derecho para las personas, obligaciones para las multinacionales”.

Sobre el nuevo sistema de resolución de controversias inversor-Estado que ha impulsado la UE (el nuevo Tribunal Permanente de Inversiones), se dice en la web: “Actualmente, se planea ampliar el ISDS creando un tribunal global permanente donde las transnacionales puedan demandar a los Estados. La UE y los gobiernos de los Estados miembro quieren incluirlo en los nuevos acuerdos comerciales. Debemos denunciar su apoyo a un sistema tan injusto.”

En la plataforma piden un nuevo sistema que:

  • En su lugar, las comunidades del Sur Global deberían tener la posibilidad de denunciar a las transnacionales ante tribunales en lugares como Francia, Alemania y el Reino Unido.
  • Un Tratado Vinculante de la ONU sobre las empresas multinacionales y derechos humanos. Esto le dará a la gente una garantía internacional de que las corporaciones serán responsabilizadas por sus crímenes.
  • Más leyes a nivel nacional y de la UE, como la legislación francesa del deber de vigilancia. Esto obliga a las empresas a asumir la responsabilidad de garantizar que no se violen los derechos humanos en ninguna parte de sus cadenas globales de suministro.

“Derechos para las personas, reglas para las corporaciones”

El Manifiesto: “Derechos para las personas, reglas para las corporaciones” está dirigido a la Presidencia de la Comisión Europea, la presidencia del consejo de la UE, representantes de los Estados Miembro de la UE y miembros del Parlamento Europeo, y dice en su texto:

“Los acuerdos de comercio e inversión de hoy otorgan a las empresas transnacionales derechos especiales de gran alcance y el acceso a un sistema paralelo de justicia para hacerlos valer.

Pedimos a la UE y a los Estados miembro poner fin a estos privilegios saliendo de los tratados de comercio e inversión existentes que contengan el ISDS u otro mecanismos parecido, y a no firmar nuevos tratados de este calado en el futuro.

También pedimos a la UE y los Estados Miembro apoyar el establecimiento de un tratado vinculante de las Naciones Unidas sobre empresas transnacionales y otras empresas con respecto a los Derechos Humanos para poner fin a la impunidad corporativa.

La UE y los Estados miembro deben incluir en sus leyes el deber de las empresas transnacionales a respetar los derechos sociales, económicos y ambientales en todas sus actividades en el mundo.

Las personas afectadas por las actividades de las empresas transnacionales tienen que tener garantizado el acceso a la justicia.”

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.