ARCH, distribuidora de Samsung en Chile, ha demandado a través de un arbitraje presentado ante el Centro de Arbitraje y Mediación  de la Cámara de Comercio de Santiago a la multinacional surcoreana Samsung por incumplir el contrato e imponer exigencia que hacían inviable el negocio. El distribuidor ha presentado otra demana ante el Tribunal de la Libre Competencia chileno acusándolo de posición dominante.

El árbitro designado en el arbitraje administrado por CAM Chile sería Álvaro Ortúzar denunciando la terminación del contrato de distribución y la indemnización de perjuicios, y el incumplimiento del contrato por parte de Samsung, quien, según el distribuidor se alejó de la buena fe imponiendo exigencias que han hecho inviable el negocio.

ARCH habría invertido más de $2.000 millones en locales y mercadería de Samsung Chile, añadiendo los compromisos con trabajadores y colaboradores. La situación le llevó a cerrar nueve tiendas y despedir a alrededore de 140 trabajadores hasta agosto de 2020.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.