Una corte panameña ha confirmado el laudo contra el Gobierno de Panamá y a favor de las concesionarias del proyecto Ciudad Deportiva, por lo que tendrá que asumir el pago de 10,7M$ por los trabajos realizados en el complejo deportivo inacabado.

El conflicto entre el consorcio encargado de construir la Ciudad Deportiva de David parece haber llegado a su fin con la confirmación del laudo del arbitraje que las empresas concesionarias interpusieron contra Pandeportes (Instituto Panameño de Deportes), por incurrir en diversos incumplimientos relacionados con el proyecto.

En 2013, el Consorcio Ciudad Deportiva de David 2013 consiguió la adjudicación de la licitación pública convocada por el Instituto Panameño de Deportes (Pandeportes) para el desarrollo de la construcción del complejo deportivo en Chiriquí, que contaría con un estadio de beisbol, un velódromo, piscinas y otras obras. Se adjudicó por 44 millones de dólares.

Durante el desarrollo del conflicto, el consorcio presentó prórrogas a la entrega -el proyecto debería haber estado terminado en 2015- por presentarse inconvenientes orográficos en el terreno que no fueron aceptadas por parte de Pandeportes.

El arbitraje fue administrado bajo el reglamento del Centro de Conciliación y Arbitraje de Panamá. Dos tribunales distintos estuvieron a cargo del proceso. El primero lo formaron Narciso Arellano Moreno (presidente), Dilia Arcia Torres y Orlando López, y la condena ascendió a más de 17 millones de dólares. Sin embarto un segundo tribunal, formado por Dyala Jiménez Figueres, presidente, Dayra Castañeda y Miriam Figueroa, rebajó la condena por no existir dolo por parte de Pandeportes.

En febrero de este año, la Corte Suprema de Justicia rechazó la apelación del Gobierno de Panamá sobre el laudo.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.