El arbitraje que enfrenta a la alemana STEAG GmbH contra España por la reforma de las renovables ya tiene tribunal en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones, Ciadi. Su presidente será el colombiano Eduardo Zuleta.

Los árbitros designados por las partes son el argentino Guido Santiago Tawil y el francés Pierre-Marie Dupuy, nombrados por demandante y demandado respectivamente.

STEAG GmbH, representado por la delegación en Madrid de Clifford Chance, presentó la demanda en enero de 2015 invocando el Tratado sobre la Carta de la Energía.

STEAG, compañía fundada en 1937 tiene su sede en Essen, Alemania. Gestiona, construye y opera plantas productoras de energía renovable por todo el mundo.

Son 27 los arbitrajes contra España invocando el Tratado sobre la Carta de la Energía (ECT)

Unas pincelada sobre la ECT: “Firmado en diciembre de 1994 después de tres años de intensas negociaciones, el Tratado sobre la Carta de la Energía une 49 estados, incluso todos los países de Antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, los países de la Europa Central y del Este, Japón, Australia, y las Comunidades Europeas con todos sus Estados miembros. Está basado en los objetivos políticos establecidos en la declaración política de la Carta Europea de la Energía que fue firmada en diciembre de 1991.

El Tratado sobre la Carta de la Energía facilitará, en beneficio de sus signatarios, la cooperación en materia de energía y el establecimiento de un marco jurídico fiable y estable. Contribuirá significativamente a la recuperación económica de los países en transición hacia la economía de mercado. Para los signatarios occidentales, el Tratado sobre la Carta de la Energía aumentará la seguridad de sus abastecimientos energéticos.

El Tratado sobre la Carta de la Energía es el primer tratado multilateral de tal dimensión para un sector específico de la economía. Por primera vez en la historia, incluye reglas que conciernen el comercio, la protección de la inversión y el tránsito, así como procedimientos vinculantes para resolver controversias en una base multilateral. Por consiguiente, el Tratado sobre la Carta de la Energía tiene la potencialidad de mejorar significativamente el clima para inversiones seguras y comercio seguro e ininterrumpido.”

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.