Ayer, la Comisión Europea dio luz verde para establecer nuevas normas para resolver los conflictos fiscales. Se contempla un sistema de arbitraje, en caso de que los Estados miembros no resuelvan el conflicto en un plazo de dos años, formado por un tribunal de tres árbitros independientes que representen a las autoridades competentes (Advisory Commission-cita la nota de prensa oficial-). Este tribunal tendrá un plazo de seis meses para entregar una decisión vinculante e inmediatamente ejecutable.

La decisión adoptada por los ministros de Finanzas de la UE en la reunión del Consejo ECOFIN del 10 de octubre en Luxemburgo pretende que las empresas y los ciudadanos puedan resolver con mayor rapidez y eficacia las controversias relacionadas con la interpretación de los tratados fiscales y cubrirá cuestiones relacionadas con la doble imposición*, que genera incertidumbre, costes innecesarios y problemas de liquidez.

Según Pierre Moscovici, comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Fiscalidad y Aduanas: “Propusimos este nuevo sistema para mejorar la seguridad jurídica y la competitividad de la UE creando una obligación vinculante para los Estados miembros de resolver las controversias fiscales oportunamente. Se trata de un paso importante para permitir a los ciudadanos y empresas de la UE tener un trato fiscal equitativo.”

Actualmente hay alrededor de 900 disputas por doble tributación en la UE, con un valor estimado en 10.500 millones de euros.

*La doble imposición se refiere a los casos en que dos o más países reclaman el derecho a tributar los mismos ingresos o beneficios de una empresa o persona. Puede ocurrir, por ejemplo, debido a un desajuste en las normas nacionales o interpretaciones diferentes de un tratado tributario bilateral con respecto a los acuerdos de precios de transferencia.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.