Un tribunal estadounidense ha rechazado los argumentos de dos inversores, los Ballantine, con doble nacionalidad estadounidense y dominicana, para reabrir un procedimiento contra la República Dominicana sobre la ampliación de un resort de lujo que obtuvo un laudo en contra en septiembre de 2019.

En septiembre de 2019, se conoció el resultado del arbitraje entre la República Dominicana y Michael Ballantine y Lisa Ballantine en relación a proyectos residenciales en el Parque Nacional Baiguate. El arbitraje fue administrado en la Corte Permanente de Arbitraje.

Ahora, un tribunal estadounidense ha rechazado la apelación de los Ballantine para abrir de nuevo el procedimiento argumentando que estaban fuera de plazo y que su solicitud sobre el plazo para la admisión era demasiado corto es inapropiada y está fuera de lugar.

En 2014, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la República Dominicana rechazó el proyecto de expansión de la familia Ballantine, grupo de misioneros poseedores de los residenciales “Jamaca de Dios” y “Aroma de la Montaña” en el Parque Nacional Baiguate a través de los cuales habían desarrollado un complejo inmobiliario que constaba de cerca de un centenar de residencias de lujo, restaurantes, hotel y spa.

Entre 2010 y 2013, los inversores comenzaron con los procedimientos necesarios para expandir su actividad pidiendo los permisos para ello. Sin embargo, bajo la Ley General sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales, el Ministerio dominicano rechazó los proyectos debido al impacto ambiental que tendría lugar en la zona. Según el comunicado del Gobierno dominicano los demandantes pedían una indemnización de 41,5 millones de dólares por, entre otros, expropiación indirecta.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.