Ayer, el juez del Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte Especializada en Delitos de Corrupción a cargo del caso relacionado con los arbitrajes Odebrecht en Perú, dictó prisión preventiva para los abogados que actuaron como árbitros en los procedimientos. A raíz de la actual situación, han surgido voces en defensa de algunos de los abogados implicados.

Hace dos semanas, informábamos que un total de 16 árbitros, entre ellos algunos de reconocido prestigio a nivel internacional, estaban siendo investigados por la Fiscalía peruana en el caso Lava Jato en relación con los arbitrajes que se habrían resuelto a favor de Odebrecht y en contra del Estado peruano.

El 18 de octubre se presentó una solicitud de prisión preventiva que ayer se materializó en la resolución del juez Jorge Chávez Tamariz, encargado del caso, a través del dictamen contra los árbitros por existir peligro de fuga y ninguna otra manera de perseguir el delito (ver “Caso Odebrecht: Humberto Abanto y otros árbitros cumplirán 18 meses de prisión preventiva“, Gestión, 04.11.2019).

Han sido varias las voces que han surgido por considerar la medida excesiva y para defender a algunos de los árbitros implicados:

Alfredo Bullard, árbitro y abogado reconocido internacionalmente, analiza y critica la situación vivida por los árbitros en concreto por aquellos que conoce: Fernando Cantuarias, Mario Castillo Freyre y Franz Kündmuller. Lo hace en un artículo de opinión publicado en Perú21 (“Enredo Fiscal”, Alfredo Bullard, 30.10.2019), en el que habla de “integridad y profesionalismo” de los tres citados y analiza el criterio del fiscal que puede llevarle a conclusiones erróneas en relación a la aucusación de “soborno indirecto”, en relación con los honorarios de estos tres árbitros.

Para Carlos Castillo Rafael, abogado y árbitro en Lima, en una opinión publicada en la página de Facebook “Justicia Arbitral para todos”: “Ahora más que nunca se debe defender la institucionalidad del arbitraje, la presunción de inocencia y la honorabilidad de los buenos árbitros. Una cosa es la lucha implacable que debe darse, sin tregua, contra la corrupción y otra muy distinta es caer peligrosamente en el abuso de la medida de prisión preventiva cuando no hay argumentos suficientes para aplicarla como en el caso,por ejemplo, del Dr. Mario Castillo Freyre, que, a mi juicio, es el caso más emblemático del exceso que no debemos normalizar ni avalar. De los 16 árbitros no todos están en la misma situación. Reconozco que hay varios que merecen la medida aplicada sin ninguna duda. Pero el caso de Castillo Freyre es flojísimo en argumentos para aplicarle el mismo rasero. La pérdida de la libertad debe ser la excepción no la regla.”

Para Walter Alban, director ejecutivo de Proética y árbitro, en el programa de RPP, que declara conocer a Castillo Freyre, Cantuarias y Kundmuller: “El haber laudado en contra de Perú no les compromete”, y pide que: “Seamos cautos, no debemos sacar conclusiones tan pronto”, cintando después laudos en los que Castillo Freyre laudó contra Odebrecht.

Los árbitros que se han visto implicados son: Humberto Abanto Verástegui, Randol Campos Flores, Emilio Cassina Rivas, Mario Castillo Freyre, Luis Pardo Narváez, Richard Martín Tirado, Weyden García Rojas, Luis Pebe Romero,  Alejandro O. Álvarez Pedroza, Ramiro Rivera Reyes, Franz Kundmüller Caminiti, Fernando Cantuarias Salaverry, Marcos Espinoza Rimachi, Alfredo Zapata Velasco, Daniel Martín Linares Prado y Emilio David Cassina Ramón.

One Comment

  • Msc. Juan Diego Quirós Delgado dice:

    Quien lo merece, lo merece.
    Las finanzas de muchos de los implicados se elevaron a la potencia excesiva, no es sano que árbitros y peritos sean preferidos y repitan con empresas siempre.
    Debe existir alternancia, lo que frenará la corrupción.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.