No signal detected: Tácticas de guerrilla y arbitraje digital“, por Bryan H. Cillóniz Atoche1. El autor se acerca a través de este análisis a las dificultades atribuidas que la transición hacia un arbitraje digital puede traer consigo. Principalmente a las malas prácticas de los actores en el arbitraje, que pueden generar un ambiente hostil o propiciar dilaciones que perjudiquen el desarrollo regular del procedimiento.


El mundo se ha visto severamente golpeado por la pandemia ocasionada por el Covid19, la que está acelerando el proceso de transformación digital, que poco a poco venía instaurándose en varios de los sectores del quehacer humano. Previo al surgimiento de la pandemia mundial era frecuente hablar de inteligencia artificial, inteligencia cognitiva, machine learning aplicada a varias industrias o del internet de las cosas, sin embargo existían muchos sectores que se resistían a ser partícipes de esta transformación digital.

El derecho ha sido uno de los sectores que más resistencia ha venido demostrando durante este tiempo (pese al grandioso y constante aporte de muchos “abogados digitales”); el caso del arbitraje es ciertamente particular ya que ha sabido convivir bajo un sistema mixto, es decir, mezclando lo físico (celebración de audiencias presenciales, presentación de escritos postulatorios en las instalaciones de la sede del arbitraje, entre otros) y lo digital (remisión de alegatos escritos y actas con reglas procesales vía correo electrónico, entre otros).

Sin embargo, como ha podido verse, el arbitraje a diferencia de los procesos judiciales ordinarios, ha podido adaptarse en tiempo real al cambio brusco producido por los efectos de la pandemia y su consecuente distanciamiento social, esta adaptación ha sido promovida por centros arbitrales de alto prestigio, los cuales han tenido una respuesta ágil a través de la emisión de sendos lineamientos que vienen coadyuvando la correcta administración de los arbitrajes en curso y aquellos que están por empezar.

En Perú, el Centro de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Lima2 (entre otros centros) ha dispuesto a través de algunas notas informativas las instrucciones que deben seguirse para darle continuidad a los arbitrajes en curso, a los que están por constituirse y a los que estén por empezar, similar medida ha sido tomada en el Centro de Arbitraje de México3, el Centro de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Santiago de Chile4 o la propia Cámara de Comercio Internacional5, así como en varios otros centros de comprobada reputación.

Las principales acciones van desde la celebración virtual de audiencias a través de plataformas digitales (como Zoom, Google Meets, Skype, etc.), el empleo de una mesa de partes en línea (con horarios establecidos para la presentación de documentación), la utilización del correo electrónico para el envío de notificaciones o comunicaciones del Tribunal Arbitral, las partes y sus abogados, la elección de repositorios en la nube cuando el volumen de la documentación a remitir sea considerable (tales como Google Drive o Dropbox).

Herramientas que, si bien es cierto, venían siendo empleadas de forma complementaria en algunos arbitrajes, ahora deberán ser aplicadas de forma obligatoria y – al parecer – por un buen tiempo, hasta que de cierta manera pueda establecerse como una buena práctica en el arbitraje doméstico e internacional.

la completa transición a un arbitraje digital puede traer consigo ciertas dificultades atribuidas

Sin embargo, la completa transición a un arbitraje digital puede traer consigo ciertas dificultades atribuidas – principalmente – a malas prácticas de los actores en el arbitraje, las cuales pueden generar un ambiente hostil o propiciar dilaciones que perjudiquen el desenvolvimiento regular de las actuaciones arbitrales6.

Estas malas conductas son conocidas como tácticas de guerrilla, entendidas como el conjunto de prácticas destinadas a socavar la integridad del proceso arbitral, las mismas que pueden abarcar desde prácticas que bordean los límites éticos, como el abuso del derecho a un debido proceso7.

Pues bien, el entorno digital no es ajeno a la presentación de este tipo de conductas, a continuación he tratado de presentar algunas modalidades de tácticas de guerrilla en el entorno digital, las mismas que en su gran mayoría llevan por objetivo lograr que los árbitros otorguen mayores plazos y con eso extender innecesariamente las actuaciones arbitrales:

I Tácticas de guerrilla en la presentación de escritos y documentación:

a) Remisión de escritos de posición incompletos o con un contenido distinto al solicitado.

b) Remisión de correos electrónicos precisando archivos adjuntos sin que los mismos sean realmente adjuntados.

c) Remisión vía correo electrónico de enlaces que re direccionen a la nube donde se aloje información o documentación requerida, pero que hayan sido copiados de forma incorrecta (omitiendo algún carácter, por ejemplo), con enlaces rotos o vacíos.

d) Remisión de enlaces con información solicitada, pero sin los permisos adecuados, es decir, sin la posibilidad de que el receptor pueda acceder o descargar los archivos.

e) Remisión de documentación a correos electrónicos errados, es decir omitiendo o agregando caracteres (letras, números o signos) a la dirección de correo informada en el acta de instalación o en las reglas procesales.

f) Remisión de anexos con información y/o documentación desordenada o sin listar para obstaculizar su revisión o identificación.

g) Remisión de pruebas visuales (como fotografías o videos) en formatos no compatibles con ordenadores estándar, incompletos o fraccionados en varias piezas visuales para duplicar el trabajo de revisión.

II Tácticas de guerrilla durante la realización de audiencias virtuales.

a) Celebración de audiencias de ilustración de hechos, alegatos o interrogatorios y presentar constantes problemas de conexión durante su ejecución, que imposibiliten su celebración o fuercen su reprogramación.

b) Problemas técnicos por la no disposición del equipo adecuado que sea compatible con el software empleado para la audiencia.

c) Problemas con el ancho de banda o velocidad de red de la señal de internet, que generen retraso en la voz e imagen de video y por lo tanto obstaculicen el desarrollo normal de las audiencias.

Como podemos apreciar la lista de tácticas de guerrilla en el arbitraje digital puede ser exhaustiva y adaptarse para cada caso en específico, razón por la cual es responsabilidad de las partes, abogados y especialistas mantener una conducta proba en el transcurso del arbitraje; pese a ello en el hipotético que esto no ocurra, es labor de los árbitros conducir adecuadamente el arbitraje y establecer reglas claras que permitan tomar en cuenta este tipo de conductas, a fin de que puedan ser sancionadas empleando un criterio sólido de razonabilidad.

los Centros Arbitrales (para arbitrajes institucionales) son los indicados para establecer directrices que orienten de la mejor manera el arbitraje digital

Adicionalmente, los Centros Arbitrales (para arbitrajes institucionales) son los indicados para establecer directrices que orienten de la mejor manera el arbitraje digital, con la finalidad de que – adicionalmente al posible acuerdo de las partes o disposiciones de los árbitros – se tengan más elementos certeros para uniformizar criterios que coadyuven la correcta toma de decisiones de los árbitros.

No obstante, a continuación sugerimos ciertas medidas que pueden ser tomadas por los árbitros que aprecien este tipo de tácticas de guerrilla:

  1. Sugerir en la redacción de las reglas procesales o en el acta de instalación (según sea el caso), una disposición que ponga en claro a las partes que el Tribunal Arbitral podrá meritar negativamente en la condena de costos, la presencia de tácticas de guerrilla o malas prácticas durante el arbitraje.
  2. Con la finalidad de evitar la remisión “por error” de documentos o información distinta a la solicitada, el Tribunal Arbitral puede fijar reglas que dispongan que las partes deben guardar la debida diligencia al momento de remitir información y/o documentación relevante, los mismos deberían ser enviados en una sola oportunidad, caso contrario dicha conducta podrá ser equiparada a una táctica de guerrilla, eso sin limitar la facultad de los árbitros de evaluar cada caso en concreto.
  3. Con la finalidad de evitar la remisión “por error” de enlaces incompletos, rotos, vacíos o sin los permisos de acceso correspondientes, el Tribunal Arbitral puede fijar la reglas que dispongan que las partes deben de guardar la debida diligencia al momento de enviar enlaces con información y/o documentación solicitada o aportada por la parte, los mismos que deberían ser enviados en una sola oportunidad, caso contrario dicha conducta podrá ser equiparada a una táctica de guerrilla, eso sin limitar la facultad de los árbitros de evaluar cada caso en concreto.
  4. Con la finalidad de evitar el envío de comunicaciones a correos electrónicos errados, la Secretaría Arbitral y/o el Tribunal Arbitral deberán de solicitar en la primera oportunidad los correos a las partes y dejar establecido que todo envío deberá efectuarse a cada uno de los correos electrónicos allí consignados, a partir de ello los árbitros podrían hacer uso de su razonabilidad y discrecionalidad para sancionar conductas impropias.
  5. Con la finalidad de evitar el envío de documentación y/o anexos (entiéndase vía digital) de forma desordenada, que obstaculice su revisión o la remisión de material visual (como videos o imágenes) el Tribunal Arbitral debería fijar reglas procesales que identifiquen una manera universal en el orden de la documentación (numeración y fundamentación de relevancia), así como establecer el formato del material audiovisual (JPG, PNG, MP4, AVI, etc.), caso contrario los árbitros podrían meritar negativamente dicha conducta, previo análisis del caso a caso.
  6. En relación a la celebración de todo tipo de audiencias, el Tribunal Arbitral puede fijar reglas procesales específicas, así como disposiciones de tipo técnicas para que las partes, sus abogados y demás participantes, puedan ceñirse a las mismas, asimismo los árbitros están habilitados para emplear algunas herramientas propias del soft law para la celebración exitosa de las audiencias, tales como el Protocolo de Seúl para videoconferencias en el arbitraje internacional de la Korean Commercial Arbitration Board o lo recogido en el Reporte Information Technology in International Arbitration de la Cámara de Comercio Internacional.
  7. Para aquellos casos en los que se delimitaron reglas específicas de tipo procesal (por ejemplo, para el interrogatorio) o de tipo técnicas (por ejemplo, requerimientos mínimos de banda en la red de internet), antes de la realización de las audiencias, la Secretaría Arbitral debería cerciorarse que todas las partes intervinientes dispongan de los equipos y especificaciones técnicas mínimas para la audiencia, por lo que de no cumplirse con estos requerimientos mínimos (pese a que fue informado y/o consensuado oportunamente) se deberá dejar constancia en el acta respectiva de dicha situación y se llevará a cabo la mencionada audiencia, pudiendo el Tribunal Arbitral tomar en cuenta el grado de perjuicio que se le ocasione a la parte contraria, de igual forma con respecto de las reglas de tipo procesal durante el curso de la audiencia.

El Tribunal Arbitral debe tomar en cuenta estas pautas y de comprobar el empleo de tácticas de guerrilla podrá apreciar dicha conducta e incluirla como parte de su análisis para la distribución o asignación de costos arbitrales, tal y como sugiere la propia Cámara de Comercio Internacional a través del Informe “Decisions on Costs in International Arbitration (ICC Arbitration and ADR Commision Report)8, logrando de esta manera sancionar adecuadamente a la parte transgresora en el laudo arbitral.

Es innegable que las ventajas de la tecnología en el arbitraje han venido marcando una pauta considerable y han reforzado aquella visión universal que transmite el arbitraje, es decir, su amplia flexibilidad de adaptarse al cambio sin perjudicar su eficiencia, respaldando los procedimientos arbitrales con miras al resultado final.

Esta transformación digital en el arbitraje se producirá únicamente con el trabajo conjunto de las instituciones arbitrales, árbitros y partes, quienes deberán tomar rol activo en la implementación y respeto de las disposiciones o directrices que se pongan en la palestra, para que a través de ellas, las buenas prácticas en el arbitraje sean una realidad tangible.


1 Abogado peruano por la Universidad Nacional Federico Villarreal, con estudios de especialización en Arbitraje Comercial Nacional e Internacional por la Comisión Interamericana de Arbitraje Comercial y la Universidad Esan. Actualmente Coordinador Fundador de Law and Arbitration Forum (LAF). 

2 Véase en: https://www.arbitrajeccl.com.pe/ [Consultado el 20 de mayo de 2020]

3 Véase en: https://camex.com.mx/ [Consultado el 20 de mayo de 2020]

4 Véase en: http://www.camsantiago.cl/doc/ComunicadoCuarentena.pdf [Consultado el 20 de mayo de 2020]

5 Véase en: https://iccwbo.org/media-wall/news-speeches/covid-19-urgent-communication-to-drs-users-arbitrators-and-other-neutrals/

6 En el actual contexto, un vestigio casi imperceptible del empleo de tácticas de guerrilla en el entorno digital pueden manifestarse con la negativa de las partes en aceptar el cambio o traspase del arbitraje de tipo “tradicional” (físico) actualmente en curso por uno de tipo digital, que lleve consigo comunicación y realización de audiencias virtuales para que de esta manera el arbitraje no se vea afectado con la suspensión de actividades, no obstante ello una de las partes (usualmente la que no resultaría favorecida con el arbitraje) suele ejercer un ejercicio abusivo del derecho al debido proceso al manifestar su disconformidad con el conducto digital para el arbitraje. Sin embargo, salvo listadas excepciones de comprobada imposibilidad técnica de una de las partes, el Tribunal Arbitral puede apreciar que estas medidas procesales de emergencia no colisionarían efectivamente con el debido proceso de las partes, constituyéndose en sendas tácticas de guerrilla para lograr la máxima extensión del arbitraje. 

7 HORVATH, Günther y NEIL, Amanda. “Guerrilla Tactics in International Arbitration”. J. Romesh Weeramantry and Jhon Choong (eds.), “Asian Dispute Review (Hong Kong International Arbitration Centre (HKIAC), Volume 2017 issue 3” pp. 131. 

8 Véase el punto 79, página 16 del mencionado documento. Recuperado de: https://iccwbo.org/publication/decisions-on-costs-in-international-arbitration-icc-arbitration-and-adr-commission-report/ [Consultado el 20 de mayo de 2020)

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.