Que la implantación tecnológica es el principal desafío para el arbitraje en España y que las cortes y despachos deberán de incrementar sus inversiones en tecnología para mantener su competitividad son dos de las conclusiones del recientemente celebrado Open de Arbitraje.

Imagen: Fernando Cuñado (KPMG Forensic), Oscar Franco (DLA Piper), Anish Wadia (árbitro), Alejandro Alonso (Dentons), Mercedes Romero (Pérez Llorca) y Alma Gómez Valdés (Técnicas Reunidas).

Según la organización del evento -la Asociación Europea de Arbitraje-, la revolución tecnológica y la aplicación de la inteligencia artificial en la gestión del arbitraje doméstico e internacional han pasado de ser ciencia ficción a convertirse en necesidades para modernizar el sector en España.

Asimismo, según los expertos la implantación de las diferentes herramientas y plataformas que ya existen, en países como India o China, llegará al arbitraje español para mejorar su gestión global en los próximos años.

Las ventajas de la digitalización y la eliminación de papel, los sistemas de realidad virtual para interrogatorios y careos, la gestión del arbitraje a través de herramientas de Inteligencias Artifical para agilizar el procedimiento, la adaptación de la formación a este nuevo escenario, entre otros, son parte de un proceso imparable en el que también debe vigilarse que se cumplan seguridad y confidencialidad.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.