Real Hearing. Tan real como en el tribunal


La Comisión Europea ha publicado una Propuesta en la que plantea la posición que debe adoptarse en nombre de la Unión Europea en la Conferencia sobre la modernización del Tratado de la Carta de la Energía (TCE): “la Comisión propone que los Estados miembros adopten la posición en la Conferencia sobre la Carta de la Energía de no impedir la aprobación de los cambios y modificaciones de los anexos del TCE“. Las reclamaciones invocando el TCE han representado la mayoría de las reclamaciones contra países de la UE en la última década, a pesar de la posición de la Comisión, confirmada por el Tribunal de Justicia de la UE, de que el derecho de la Unión excluye el arbitraje de inversiones dentro de la UE.

El 1 de marzo, la Comisión Europea publicó el documento que contiene un acuerdo entre la Comisión Europea y los Estados miembros. La propuesta para el Consejo de la UE ofrece a los Estados la opción de aprobar la modernización del TCE en la conferencia prevista para noviembre, y permitir a la Unión Europea y a Euratom, Comunidad Europea de la Energía Atómica, abandonar el tratado.

El compromiso implica que los Estados miembros para seguir formando parte del TCE, necesiten una autorización de la UE para hacerlo. Si no, tendrían que abandonarlo.

Suprimir los riesgos del Artículo 26

“Si bien dicho acuerdo codificará la interpretación de la UE y sus Estados miembros en un instrumento separado de Derecho internacional público (algo que es posible debido a la naturaleza bilateral de las obligaciones), la modernización del TCE incorporará en el propio texto y mediante una cláusula “para mayor seguridad”, el entendimiento de todas las Partes Contratantes de que su artículo 26 no se aplica dentro de la UE. Ambos elementos contribuirán a eliminar cualquier ambigüedad y a suprimir los riesgos presentes o futuros de arbitraje intra-UE en virtud del TCE con el grado necesario de seguridad jurídica.” Explica el documento.

En el documento, la CE hace alusión al Artículo 26 del TCE “Solución de controversias entre un inversor y una parte contratante”, así como a la “cláusula de extinción” del Artículo 47 “Denuncia”: “la Comisión propone la adopción de un acuerdo entre la Unión Europea, Euratom y los Estados miembros sobre la interpretación del TCE. Dicho acuerdo debería incluir, en particular, una confirmación de que una cláusula como la del artículo 26 del TCE no pudo servir en el pasado, ni puede servir ahora en el futuro, de base jurídica para un procedimiento de arbitraje iniciado por un inversor de un Estado miembro en relación con inversiones en otro Estado miembro, y que la cláusula de extinción prevista en el apartado 3 del artículo 47 del TCE no puede extenderse, ni estaba previsto que se extendiera, a dicho procedimiento. También debe establecer las obligaciones de los Estados miembros en caso de que se vean implicados en un procedimiento de arbitraje en virtud de una solicitud basada en el artículo 26 del TCE.”

El Consejo de la UE votará la propuesta de salida el 7 de marzo, mientras que la votación en el pleno del Parlamento está prevista para el 11 de marzo.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.