El arbitraje es la opción preferida para la resolución de conflictos internacionales, según la Encuesta sobre Arbitraje Internacional publicada por la Universidad Queen Mary de Londres. El informe destaca la buena acogida a la adaptación del arbitraje internacional a tiempos pandémicos y que entre sus usuarios preocupan la falta de diversidad, la seguridad de la información, el medioambiente o la tecnología.

La Escuela de Arbitraje Internacional de la Universidad Queen Mary ha presentado los resultados de su duodécima encuesta empírica sobre arbitraje internacional y la quinta edición en colaboración con el bufete internacional White and Case LLP.

La pandemia de Covid-19 ha supuesto un reto para todo el mundo, y el sector del arbitraje no ha sido una excepción. La Encuesta de Arbitraje Internacional 2021, “Adapting Arbitration to a Changing World (Adaptación del Arbitraje a un Mundo Cambiante), explora cómo el arbitraje internacional se adaptó a estas demandas y circunstancias cambiantes. Más de 1.200 encuestados participaron en el estudio, el grupo sondeado más grande hasta la fecha.

El arbitraje, favorecido en tiempos de pandemia

La pandemia del virus Covid-19 ha supuesto un reto para el mundo del arbitraje, pero no ha conseguido frenar su popularidad en la resolución de conflictos. Entre los hallazgos de la encuesta destacan:

  • Para el 90% de los encuestados, el arbitraje internacional es la opción preferida, ya sea de forma independiente (31%) o junto con otras medios de resolución alternativa de conflictos (59%).
  • Las cinco sedes preferidas para el arbitraje son Londres, Singapur, Hong Kong, París y Ginebra.
  • La tecnología, ampliamente utilizada en el arbitraje internacional, ha aumentado durante el curso de la pandemia de Covid-19, en particular en: videoconferencias y salas de audiencia digital.
  • El 79% de los encuestados elegiría una audiencia virtual en lugar de un aplazamiento. Sólo el 16% optaría por ello.
  • Buena acogida a las adaptaciones del mundo del arbitraje, incluidos un mayor apoyo al proceso por parte de los tribunales y la judicatura locales, así como una mayor neutralidad e imparcialidad del sistema jurídico local.
  • Se premia el “apoyo administrativo/logístico para las audiencias virtuales” y el “compromiso con un grupo de árbitros más diverso” como atractivos para acoger otras instituciones arbitrales o reglamentos.
  • Se estaría dispuesto a prescindir de la “amplitud ilimitada de los escritos”, de las “audiencias orales sobre cuestiones de procedimiento” y de la “producción de documentos” si esto hiciera que los arbitrajes fueran más baratos o más rápidos.

Aún es necesaria mayor diversidad

necesaria mayor diversidad geográfica, de edad, cultural y, especialmente, étnica

Más de la mitad de los encuestados están de acuerdo en que se ha avanzado en términos de diversidad de género en los tribunales de arbitraje en los últimos tres años. Sin embargo, ni siquiera un tercio cree que se haya progresado en cuanto a la diversidad geográfica, de edad, cultural y, especialmente, étnica.

Consultar: Encuesta de Arbitraje Internacional 2021, “Adapting Arbitration to a Changing World | Queen Mary University, White & Case.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.