La compañía española Unión Fenosa Gas presiona a Egipto ante tribunales estadounidenses para que cumpla el laudo del arbitraje por la planta de Damietta, por el que debe afrontar el pago de 2 billones de dólares, después de que el tribunal ad hoc del procedimiento de anulación en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a inversiones (CIADI) autorizara la ejecución del laudo, levantando la suspensión el pasado 24 de enero .

La decisión del Comité ad hoc del procedimiento de anulación, constituido por: Andrés Jana Linetzky (chileno), presidente; Bernardo Sepúlveda Amor (mexicano); e Inka Hanefeld (alemana), da pie a Unión Fenosa Gas para pedir la ejecución del laudo puesto que ya no existe justificación por parte de Egipto para evitar el pago.

El arbitraje Unión Fenosa Gas-Egipto

A principios de septiembre de 2018, Naturgy Energy Group, propietaria del 50% de Unión Fenosa Gas, comunicó el laudo dictado contra Egipto por más de 2.000 millones de dólares (más de 1.700 millones de euros), después de impuestos y antes de intereses en el arbitraje relacionado con la planta de licuefacción de Damietta.

Este arbitraje entre Unión Fenosa Gas y Egipto fue presentado por la compañía española a finales de 2014 invocando el Tratado Bilateral de Inversión Egipto-España de 1992, por la paralización de la planta debido a la falta de suministro hace ahora cinco años y de la que la española es propietaria del 40%.

En octubre de 2018 Unión Fenosa solicitó ante un tribunal federal del Distrito de Columbia en Estados Unidos la ejecución del laudo.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.