El Tribunal del arbitraje de la estadounidense Kimberly-Clark contra Venezuela ha sido constituido bajo administración CIADI. El presidente es el alemán Stephan Schill, nombrado por el presidente del Consejo Administrativo del CIADI; el canadiense David Haigh, nombrado por los demandantes, y la francesa Brigitte Stern, nombrada por la demandada.

Los demandantes que registraron la demanda en abril de 2018 invocan los Tratados Bilaterales de Inversiones (TBIs): España-Venezuela, por parte de Kimberly Clark SLU; Holanda-Venezuela, Kimberly-Clark Dutch Holdings, B.V.; y Venezuela-Bélgica-Luxemburgo, por Kimberly-Clark BVBA.

En julio de 2016, Kimberly-Clark cesó sus operaciones tras denunciar su incapacidad de adquirir materia prima para el desarrollo de su negocio. El Gobierno de Venezuela, que había anunciado la medida de tomar el control de todas aquellas compañías que pararan su producción, puso en funcionamiento la fábrica cediendo el mando de la misma a sus trabajadores.

El despacho de abogados que lleva la defensa de Kimberly-Clark es Gibson, Dunn & Crytcher (Los Ángeles, California, y Nueva York, EE.UU.).

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.