A raíz de la resolución de la Secretaría de Comercio de la República Argentina por la que se aprobó la fusión de las compañías de telecomunicaciones Telecom y Cablevisión que concentrará cerca del 60% del mercado de banda ancha argentino, Telefónica publicó un comunicado en el que manifiesta su descontento y comunica la posibilidad de recurrir a tribunales internacionales.

“Telefónica inició ya las correspondientes acciones legales en fueros nacionales para cuestionar una decisión que considera injusta y discriminatoria, y se encuentra analizando todas las herramientas internacionales a su disposición para la defensa de sus derechos“, así finaliza el comunicado de la compañía española que acusa a la resolución de:

  • trato discriminatorio para el resto de los operadores,
  • poner serios obstáculos al desarrollo de una competencia efectiva en el mercado de telecomunicaciones y
  • favorecer a un operador dominante en el sector.

La fusión, que involucra al principal proveedor de televisión de pago del país, “concentrará casi el 60% del mercado de banda ancha fija a nivel nacional y hasta 90% en determinadas ciudades”, según la información de Telefónica.

Peligro para las inversiones

En el comunicado, la compañía de telecomunicaciones “considera que esta resolución pone en peligro las inversiones que requiere el sector y tendrá consecuencias muy serias para el futuro de las telecomunicaciones en Argentina”. Explicando que la resolución “perjudicará a los argentinos que tendrán en muchas zonas del país serias dificultades para elegir libremente qué tipo de conectividad quieren y qué precio pagar por ella”, y que no tiene precedentes en ningún país de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), incidiendo en el hecho de que Argentina pretende ingresar en este organismo internacional.

Puntos críticos

En la información, Telefónica subraya una serie de puntos crítico de la resolución se encuentran:

  1. Las medidas contempladas en la resolución no van a limitar el impacto anticompetitivo de la fusión, ya que por largo tiempo la empresa fusionada será la única empresa que podrá ofrecer paquetes integrados en Argentina, mientras sus competidores seguirán enfrentando limitaciones para hacer ofertas competitivas.
  2. La resolución no impone medidas efectivas para que los competidores puedan acceder a las redes fijas de la empresa fusionada en el interior del país. Mientras en el mercado minorista la entidad fusionada ofrece anchos de banda mayores a 20 MB en su red de cable, el producto mayorista que Telecom se ha comprometido a poner a disposición de sus competidores se proveerá sobre su red de cobre con anchos de banda máximos de 6 MB.
  3. La resolución no establece ningún tipo de condiciones para evitar que Telecom pueda tener acceso preferente a contenidos relevantes para la competencia en el territorio argentino ni ha establecido reglas para su comercialización sin discriminación para todos los competidores.
  4. La resolución, por último, no soluciona la clara ventaja competitiva que Telecom tiene en espectro para proveer servicios móviles (80 MHz más que sus competidores), sino que se limita a recomendar a ENACOM que evite que la entidad fusionada use dicho espectro hasta que ejecute su devolución.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.