Real Hearing. Tan real como en el tribunal


Finalmente, la minera canadiense Infinito Gold ha abonado los anticipos requeridos para que el procedimiento de anulación del laudo que daba la razón a Costa Rica -presentado en octubre de 2021-, en la controversia relacionada con la concesión minera Crucitas, siga su curso en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI).

El comité ad hoc fue constituido en febrero de 2022 y lo forman: el estadounidense Brian King (presidente), el paraguayo José Antonio Moreno Rodríguez y la española Deva Villanúa.

A finales de abril, la Secretaría General solicitó la suspensión del procedimiento por falta de pago de los anticipos requeridos de conformidad con las correspondientes reglas del CIADI, pero el pasado 2 de noviembre el arbitraje se reanudó siguiendo al pago de los correspondientes anticipos: 300.000 US$ según confirmó Rodrigo Chaves, presidente de Costa Rica, en una conferencia de prensa.

El laudo del arbitraje

En junio de 2021, el tribunal del arbitraje, formado la suiza Gabrielle Kaufmann-Kohler, presidenta, el belga Bernard Hanotiau y la francesa Brigitte Stern, eximió a Costa Rica de pagar indemnización alguna a la minera, según comunicado del Ministerio de Comercio Exterior, basándose en que:

  • “Costa Rica no le denegó justicia al inversionista, ya que los tribunales nacionales observaron correctamente los principios del debido proceso, y brindaron a Infinito acceso a las oportunidades de defensa necesarias.
  • Es legítimo que el país se declarara libre de la minería metálica a cielo abierto, como un objetivo soberano para proteger el medio ambiente; pero, al tomar esa decisión, se tenía que considerar la posible existencia de trámites en curso relacionados con la obtención de un permiso de exploración o explotación minera, y resguardar su situación. Al omitir hacerlo, se violaron los principios de proporcionalidad y razonabilidad que la Administración Pública debe respetarle a todos los Administrados, incluyendo los inversionistas.
  • A pesar de lo anterior, Infinito no demostró que la omisión indicada le hubiera provocado un daño y, por ende, no corresponde que Costa Rica le pague ninguna indemnización.”

La petición de Infinito Gold

Infinito Gold solicitó que se anule la decisión del tribunal arbitral de no conceder daños y perjuicios por la pérdida de Crucitas sobre la base de que [traducción propia de Nota de prensa de Infinito Gold de 8 de octubre de 2021]: “el tribunal arbitral se apartó gravemente de una norma de procedimiento fundamental al decidir no conceder daños y perjuicios, al negar a Infinito la oportunidad de aportar pruebas que valorasen el Proyecto en el escenario en el que la Prohibición Minera de 2011 y la Resolución de 2012 no se le aplicasen, y al ignorar gravemente las pruebas que sí tenía ante sí de que el Proyecto tenía un valor sustancial en ese escenario.”

Y la compañía canadiense pide que el laudo debe ser anulado porque: “no aporta razones que apoyen su decisión de que el Proyecto no tenía valor en ese escenario.”

Infinito espera que la solicitud de anulación parcial prospere para presentar una demanda por daños y perjuicios ante otro tribunal de arbitraje y proporcionar “pruebas de valoración actualizadas que cuantificarían el valor que el Proyecto habría tenido en el escenario en el que la Prohibición Minera de 2011 y la Resolución de 2012 no se hubieran aplicado al Proyecto”; como el hecho de contar, ya en 2011, con un “estudio de viabilidad financiable que demostraba importantes reservas y recursos de oro y plata.”

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.