The Hague Rules on Business and Human Rights Arbitration” (Reglas de La Haya en arbitraje que involucre a empresas y derechos humanos) fueron lanzadas en diciembre de 2019, para ofrecer un marco regulatorio propicio para el arbitraje internacional como método para resolver disputas de derechos humanos que involucran negocios.

El “Center for International Legal Cooperation (CILC)” ha impulsado esta iniciativa que comenzó con la llamada, en marzo de 2017, de tres profesionales expertos de arbitraje internacional para proponer impulsar el arbitraje internacional como recurso para las víctimas de conflictos internacionales relacionados con la violación de derechos humanos. Jans Eijsbouts, profesor de la Universidad de Maastricht, Robert Thomson, ex asesor de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU., y Claes Cronstedt, ex socio de Baker McKenzie, presentaron el documento que proponía un nuevo reglamento de arbitraje (BHR Arbitration Rules).

El equipo que ha trabajado en la elaboración de las reglas está compuesto por: Bruno Simma, Diane Desierto, Martin Doe Rodriguez, Jan Eijsbouts, Ursula Kriebaum, Pablo Lumerman, Abiola Makinwa, Richard Meeran, Sergio Puig, Steven Ratner, Giorgia Sangiuolo, Martijn Scheltema, Anne van Aaken y Katerina Yiannibas.

Estos conflictos se dan, en la mayoría de las ocasiones, en regiones donde los tribunales nacionales no funcionan correctamente, o son corruptos, o sufren influencia política o no disponen de personal suficientemen cualificado. Por lo que, en estos países, tanto las multinacionales, como las víctimas de abusos de Derechos Humanos vinculados a la actividad de las primeras necesitan de un sistema privado que pueda funcionar en estas regiones, incluso aunque existan tribunales justos y competentes.

Según los impulsores de la iniciativa, las reglas actuales del arbitraje internacional se redactaron sin centrarse en los requisitos que distinguen las disputas de derechos humanos; y se hace necesario, en este tipo de procedimientos, garantizar que: haya una mayor transparencia de procedimientos y laudos, que no haya problema en que sean numerosas las víctimas que reclamen y que los árbitros elegidos sean destacados expertos en derechos humanos y sector empresarial.

Conflictos medioambientales y de Derechos Humanos al alza

Para Karima Sauma, especialista en arbitraje internacional, asistente del árbitro internacional Rodrigo Oreamuno y directora ejecutiva del Centro Internacional de Conciliación y Arbitraje de AmCham Costa Rica, este es: “un fenómeno que ya lleva algunos años de desarrollo pero que vio progreso notable durante 2019 y que seguirá con fuerza en 2020 y es el de la intersección del arbitraje internacional con los conflictos medioambientales y con los derechos humanos en general.”

Karima continúa: “El cambio climático y el impacto en el medio ambiente son temas urgentes, y cada vez vamos a ver más casos relacionados con ellos.” Y sobre las “Hague Rules on Business and Human Rights Arbitration” explica que: “Son ejemplos de instrumentos tendentes a ayudar con los retos que traen el cambio climático y el daño al medio ambiente.”

Conjunto de procedimientos para el desarrollo del arbitraje

Las “Reglas de La Haya sobre Arbitraje que involucre a Empresas y Derechos Humanos” proporcionan un conjunto de procedimientos para el desarrollo del arbitraje de disputas relacionadas con el impacto de las actividades comerciales en los derechos humanos.

Se basan en las Reglas de Arbitraje de la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional (con el nuevo artículo 1, párrafo 4, adoptado en 2013) (las “Reglas de la CNUDMI”), con las modificaciones necesarias para abordar ciertos problemas que puedan surgir en el contexto de disputas comerciales y de derechos humanos.

Consultar el texto: “The Hague Rules on Business and Human Rights Arbitration

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.