Real Hearing. Tan real como en el tribunal


Las audiencias en el caso que enfrenta a Bolivia y a Chile sobre las aguas del río Silala comenzaron el 1 de abril y se extenderán hasta el próximo 14 ante la Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya. El caso se desarrolla en un formato híbrido con el procedimiento oral desarrollado físicamente en persona y con otros participantes haciéndolo en remoto. Los equipos de las partes aglutinan a expertos, abogados y juristas de talla y renombre internacionales.

Chile

El equipo chileno está formado por Ximena Fuentes, Agente y Directora de Fronteras y Límites, Carolina Valdivia, Juan Ignacio Piña y María Teresa Infante, coagentes del procedimiento, la holandesa afincada en Chile Johanna Klein Kranenberg, coordinadora ejecutiva de la demanda y los abogados: el chileno Andrés Jana, el escocés Alan Boyle, la francesa Laurence Boisson de Chazournes, el británico Sam Wordsworth, el estadounidense Stephen McCaffrey y la suiza Mara Tignino.

El equipo de científicos lo componen José Muñoz, Francisco Suarez, Denis Peach, Adam Taylos y Coalter Lathrop.

Bolivia
Bolivia reveló los nombres de los profesionales que la representarán ante el Tribunal de La Haya a principios de marzo. El equipo de abogados para defender los intereses bolivianos está formado por los franceses Alain Pellet, Mathias Forteau y Héloïse Bajer-Pellet, los estadounidenses Rodman Bundy y Gabriel Eckstein, el italiano Francesco Síndico, la española Laura Movilla y el nicaragüense Edgardo Sobenes.

El equipo de científicos lo forman Roar Jensen, Torsen Jacobsen y Michael Gabora.

El conflicto

En junio de 2016, Chile presentó ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya la demanda contra Bolivia por el uso de las aguas del río Silala, que discurre en la zona del altiplano andino, ante el desvío de éstas por parte del gobierno boliviano que sostiene que el Silala se forma por manantiales que nacen en su país. Bolivia denuncia la construcción de ductos y drenajes artificiales que llevan a territorio chileno el agua del Silala.

Chile sostiene que “el río Silala se origina a partir de los resortes de agua subterránea en el territorio boliviano a unos pocos kilómetros al noreste de la frontera internacional Chile-Bolivia”, pero explica que “el río fluye a través de la frontera en territorio chileno, donde recibe las aguas de varios muelles adicionales antes de llegar al río Inacaliri.”

Según Chile: “la longitud total del río Silala es de aproximadamente 8,5 kilometros de esta distancia, aproximadamente 3,8 km situados en territorio boliviano y 4,7 km por territorio chileno”; y alega que “las aguas del río Silala han sido, históricamente y durante más de un siglo, utilizadas para diferentes propósitos, incluyendo el suministro a la ciudad de Antofagasta y a las localidades de Sierra Gorda y Baquedano.”

En 1999, Bolivia reclamó las aguas del Silala como exclusivamente suyas.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.