Real Hearing. Tan real como en el tribunal


Según ha comunicado el Ministerio de Transportes y Comunicación (MTC) peruano, el Poder Judicial ha anulado un laudo arbitral que favorecía al Consorcio Túnel Callao ligado al “Club de la Construcción”.

El Consorcio Túnel Callao, conformado por las empresas Andrade Gutiérrez Engenharía S.A. Sucursal del Perú, Constructora Queiroz Galvao S.A. Sucursal del Perú, e Ingenieros Civiles y Contratistas Generales S.A. investigadas en el denominado caso del “Club de la Construcción” -conglomerado relacionado con contratos obtenidos mediante corrupción-, estaba a cargo de la ejecución del Tramo III-B del proyecto de mejoramiento de la Av. Néstor Gambetta, en Callao.

El MTC, a través de su Procuraduría Pública, presentó un recurso de anulación del laudo arbitral, que favorecía al Consorcio Túnel Callao con S/ 34 225 316.51, ante el Poder Judicial.

Según la nota de prensa del Ministerio en el arbitraje: “el Consorcio Túnel Callao exigió el pago de la suma de S/ 110 954 517.33, por mayores gastos generales asociados a solicitudes de ampliaciones de plazos, de los cuales el tribunal arbitral reconoció parcialmente y ordenó el pago de una suma de S/ 34 225 316.51.”

Club de la Construcción

Un grupo de empresas peruanas y brasileñas, que rondarían la treintena, entre las que se contaba, además de las nombradas en este artículo: Graña y Montero, Obrainsa, Odebrecht, Camargo Correa, Cosapi…  construyeron una trama, entre los años 2011 y 2014 mediante la que se repartían obras públicas a cambio de un porcentaje sobre el valor referencial de la obra, se le llamó “Club de la Construcción” y está relacionado con el entramado Lava Jato.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.