A nivel mundial, los litigios relacionados con el cambio climático van en aumento, sobretodo después de la adopción del Acuerdo de París sobre Cambio Climático en 2015, donde 196 países acordaron aunar fuerzas y perseguir un objetivo climático concreto. España se ha visto implicada de lleno en arbitrajes relacionados con tecnologías verdes en la SCC, procedimientos que se analizan en el estudio “Green Technology Disputes in Stockholm”.

La autoa del estudio es de Sukma Dwi Andrina,y estña auspiciado por la Corte de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Estocolmo (SCC). En el informe se analiza la situación de los procedimientos derivados o relacionados con los esfuerzos en la lucha contra el cambio climático. Conflictos con los que estamos muy familiarizados en toda Iberoamérica y, en los últimos años, especialmente en España por los numerosos arbitrajes de inversiones que enfrenta el país relacionados con las reformas normativas de las energías renovables; algunos de ellos, citados por Andrina en el informe como los de: Isolux, Charanne, Novenergia, Foresight o Greentech Energy, administrados precisamente en la SCC.

El estudio pone de manifiesto como en los arbitrajes relacionados con la energía fotovoltaica y con España el uso de expertos ha sido determinante, así como árbitros con idioma español. La influencia de los expertos con conocimientos técnicos y financieros ha sido crucial en los laudos: “Todos los laudos otorgados se han referido a opiniones de expertos, principalmente en finanzas e impuestos, ya que el régimen modificado se refería a tratamientos e incentivos fiscales.”

Todos los laudos otorgados se han referido a opiniones de expertos, principalmente en finanzas e impuestos, ya que el régimen modificado se refería a tratamientos e incentivos fiscales

Los procedimientos de arbitraje relacionados con este sector concreto se definen en el estudio como: “casos presentados ante organismos administrativos, judiciales y de investigación que plantean cuestiones de derecho o de hecho con respecto a la ciencia del cambio climático y los esfuerzos de mitigación y adaptación al cambio climático”. La no adecuación de las políticas climáticas o los proyectos ambientales de los proyectos en desarrollo subyacen detrás de estos conflictos.

La autora analiza los diferentes tipos de disputas, los arbitrajes comerciales y aquellos de inversiones, la necesidad que existe de profesionales especializados o el papel de terceros en estos arbitrajes participando como amicus curiae.

Este tipo de conflictos seguirán creciendo, puesto que la tecnología verde es el presente, el capítulo dedicado al “expertise” en estos temas es especialmente interesante. En estos casos en los que los protagonistas son nuevas tecnologías y un nuevo panorama legal, la decisión de las partes en relación con elegir a alguien experto es sustancial.

 

Leer el estudio completo: “Green Technology Disputes in Stockholm“, Sukma Dwi Andrina, SCC.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.