Fabián Villeda Corona (Villeda Corona Dispute Resolutions) da claridad al momento que está viviendo Honduras en relación a los arbitrajes de inversiones que se han iniciado en el último año en su contra. Villeda Corona alerta de la situación del sector energético en el país y nos da detalles sobre la administración de arbitrajes domésticos en instituciones hondureñas.

Durante el año 2023, Honduras recibió la mayor cantidad de arbitrajes de inversión desde el primero que se produjo contra el país en el año 1999. En total, nueve solicitudes de arbitraje de inversión fueron registradas en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI) el año pasado.

Estas reclamaciones tienen como fuente diferentes instrumentos, desde Contratos con cláusula CIADI, el CAFTA-RD, el TLC entre México, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, el TLC entre Centroamérica y Panamá, hasta el Decreto 51-2011 contentivo de la Ley para la Promoción y Protección de Inversiones, siendo los primeros arbitrajes de inversión surgidos de esa norma legal.

Luego de posturas iniciales un poco confusas, el Estado ha comenzado a comparecer en alguno de estos procesos, bajo la dirección de una Comisión Presidencial para tales efectos, creada a través del Decreto Ejecutivo Número PCM 21-2023. No obstante, el Estado ha manifestado que no descarta la posibilidad de denunciar el Convenio del CIADI.

La energía, una cuenta pendiente en el país

Uno de los sectores donde se prevé un aumento en los arbitrajes es el energético. La empresa estatal de energía tiene una deuda creciente con las generadoras que, según datos públicos, suma un aproximado de 750 millones de dólares. Otro detalle no menos importante es que algunas empresas se vieron obligadas a renegociar sus PPAs (contratos de compraventa de energía).

hemos visto contratos en los cuales ahora se pacta el sometimiento de disputas a jurisdicción ordinaria, donde antes veíamos comúnmente el pacto de sede arbitral

Por otro lado, en nuestro despacho recibimos muchas consultas de empresas generadoras por un proyecto de reforma en el Congreso Nacional encaminado a eliminar el arbitraje en los contratos entre el Estado y las generadoras de energía. La reforma no ha sido tramitada porque el Congreso Nacional se encontraba paralizado en sus funciones; sin embargo, se entiende que se mantiene la intención de someter a aprobación la reforma, ya que estuvo presente en una de las últimas agendas cuando se convocó al Congreso a sesiones. En general, se percibe que esta administración prefiere someter las controversias en sede judicial.

Particularmente, hemos visto contratos en los cuales ahora se pacta el sometimiento de disputas a jurisdicción ordinaria, donde antes veíamos comúnmente el pacto de sede arbitral. No así las empresas y particulares, que continúan sometiendo sus desavenencias a arbitraje.

A pesar de lo anterior, el año 2024 promete estabilidad en la práctica arbitral. En Honduras, la mitad de los procesos arbitrales se adelanta de forma virtual. Por ejemplo, el Centro de Conciliación y Arbitraje de la Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa tramita, por defecto, de forma virtual los procesos, lo cual ha probado ser costo-eficiente para las partes y ha permitido también aumentar el número de participación de peritos extranjeros en arbitrajes de alta complejidad tanto técnica como jurídica.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.