Real Hearing. Tan real como en el tribunal


El litio chileno ha estado sometido a múltiples conflictos, y tras una breve pausa que invitaba a pensar en cierta estabilidad en el contrato firmado entre la estatal chilena Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) y la estadounidense Albemarle, un desacuerdo en relación con una cláusula del contrato podría desencadenar en un  arbitraje ante la Cámara de Comercio Internacional (CCI).

La estadounidense debería más de 10 millones de dólares a Corfo según la estatal, en comisiones sobre las ventas de litio y otros del Salar de Atacama.

Corfo acusa a Albemarle de haber decidido unilateralmente la forma de pago. Ya ha realizado una reclamación, ante la que la estadounidense ha argumentado que sus argumentos se basar en el “espíritu del contrato” (ver “Corfo reclama a Albemarle incumplimientos de pagos en contrato por casi US$ 11 millones“, Karen Peña y Sofía Neuman, Diario Financiero, 09.09.2020).

Según la anterior información la negociación entre las partes respecto al desacuerdo estaría en punto muerto, por lo que, según se considera en el contrato, se estaría valorando acudir al arbitraje de CCI.

Corfo y Albemarle estuvieron al borde de un arbitraje que finalmente se evitó con un acuerdo firmado a inicios de 2019 sobre el mecanismo de cálculo de precio para el litio.

El Salar de Atacama es uno de los depósitos con mayor producción de litio del mundo.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.