El 10 de febrero tuvo lugar el evento «Arbitraje e Iberoamérica: Soluciones Regionales a un Problema Global», organizado por el Centro Iberoamericano de Arbitraje (CIAR) y la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de España (RAJYL), que congregó a un centenar de personas de manera virtual y en el que, entre otros, se concluyó que la pandemia Covid19 ha acelerado el uso del arbitraje y de la mediación: ahora se negocia y se media más, además de ser mecanismos recurrentes para incentivar la inversión de las pymes.

Luis Martí, académico de número de la RAJYL, inauguró la jornada «Soluciones Globales a un Problema Regional» destacando el enorme apoyo de la empresa al Centro y la solución que, sin duda, aporta el arbitraje hacia la salida de la situación pandémica que vivimos y para que las empresas recuperen su pulsión básica: «CIAR nació para que empresas y juristas estemos juntos».

Javier Íscar, presidente de CIAR, introdujo la jornada que supone su primer acto en el cargo de presidente del Centro incidiendo en la importancia de los negocios desarrollados en Iberoamérica y de CIAR como centro de la región, a disposición de todas sus pymes para asegurar sus inversiones: «Esta jornada es una muestra de que el Centro es una opción real, válida y con un reglamento adecuado a nuestra cultura común.»

Cástor Díaz, catedrático de Derecho Internacional y Académico de la RAJYL, puso en contexto el arbitraje en Iberoamérica con una ilustrativa intervención en la que unió ambas realidades históricas explicando que el arbitraje ha sido una constante en la realidad americana y destacando, sobre todo, la contribución de Iberoamérica al arbitraje internacional.

Marlen Estévez, enlace con las empresas del Consejo Asesor de CIAR y responsable de Litigación y Arbitraje de Roca Junyent, moderó la jornada aportando también al debate común la realidad vivida en España ante la pandemia, en relación a la que destacó la labor de las cortes arbitrales utilizando los recursos tecnológicos a disposición y el indiscutible avance en un mayor uso de todo lo que ofrece la virtualidad, manifestando que: «se negocia mucho y se media cada vez más».

María Isabel León, vicepresidenta de CIAR y presidenta de la Confederación de Instituciones Empresariales Privadas de Perú (CONFIEP), habló del incremento en los usos virtuales en arbitraje y en conciliación extrajudicial en Perú y cómo las partes pactan el medio online sin restricciones. También explicó algunas de las medidas tomadas por algunas cortes peruanas ante el Covid19 que, sobre todo, estuvieron relacionadas con la audiencia virtual y las plataformas utilizadas para el arbitraje.

Para León, la reducción de los plazos, la flexibilidad y la imparcialidad son elementos valorados especialmente por las pymes.

Viviana Castro, co-founder & Legal Counsel en Spelcaster Legal (México), identificó la situación vivida en México durante los meses de pandemia con tribunales cerrados prácticamente todo el año. En relación con los conflictos en México, Viviana hizo alusión a los arbitrajes en el sector energía que están barajando las empresas como respuesta a las medidas del Gobierno en torno al sector eléctrico, y fruto de las restricciones del Covid19 por los incumplimientos de contrato derivados de la imposibilidad de operar a determinados sectores considerados no esenciales, pero relacionados con industrias sí esenciales.

El sector de construcción también mereció un punto y aparte, puesto que, según la abogada, el uso del arbitraje está creciendo, sobre todo en relación con el establecimiento de Dispute Boards.

Para Irma Rivera, socia de Brigard Urrutia (Colombia), el proceso de adaptación a la necesidad virtual ha sido rápido, puesto que los centros de arbitraje ya estaban utilizando el expediente virtual. Se han potencialidad los métodos alternos y cómo emplearlos siendo conscientes de las herramientas de las que ya disponíamos: «La conciliación sigue haciéndose, los arbitrajes han continuado su curso normal y la rama judicial está apoyando estos desarrollos».

Para Rivera han sido esenciales en los desarrollos del arbitraje: la simplificación de trámites, el incremento en la seguridad de las plataformas y la disminución de costos.

Guilherme Dantas, socio Siqueira Castro (Brasil), explicó cómo la mediación extrajudicial en los conflictos de empresa ha crecido el 40% en época de pandemia y los litigios en arbitraje con el Gobierno un 20%. Asimismo, avanzó cómo en Brasil se está utilizando el arbitraje para los grandes casos de insolvencia y que más de seis millones de procesos están digitalizados en el país.

La importancia en el uso de las cláusulas escalonadas que contemplen la mediación previa antes del recurso al arbitraje es vital para Dantas en Brasil, donde el arbitraje es muy costoso.

Narciso Casado, como secretario permanente de la Confederación Empresarios Iberoamericanos (CEIB) y en representación también de la Federación Iberoamericana de Jóvenes Empresarios (FIJE) concluyó la jornada poniendo de relieve el «el firme compromiso con CIAR y con implementar un sistema iberoamericano de arbitraje que suma las voluntades de toda la región y aporta mayor unidad, cooperación, confianza… y es determinante para el desarrollo comercial de las pymes».

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.