Real Hearing. Tan real como en el tribunal


El tribunal del arbitraje entre el cazatesoros estadounidense Sea Search Armada y Colombia ha rechazado las objeciones, presentadas por Colombia, a su competencia en el arbitraje en el que está en juego una reclamación de 10.000 millones de dólares por el tesoro del Galeón San José. Un pecio español hundido frente a la costa colombiana hace 300 años por piratas ingleses que transportaba 20.000 millones de dólares, en valor actual.

El tribunal, formado por Stephen Drymer (presidente), Stephen Jagusch KC y Claus Von Wobeser, ha desestimado las objeciones de Colombia a la jurisdicción. El procedimiento está siendo administrado por la Corte Permanente de Arbitraje (CPA) bajo reglas de la Comisión de Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional (CNUDMI o UNCITRAL).

El tribunal concluye que en el estado actual del expediente “resulta simplemente imposible”  concluir que Sea Search Armada no es un “inversionista de una Parte” o que la presunta inversión no desplegó las características de “inversión” recogidas en el Tratado de Libre Comercio Estados Unidos – Colombia (2012). Y agrega que: “el Tribunal no puede descartar en este momento que la Demandante también “pose[a] o control[e]” una inversión protegida” bajo el tratado “o que dicha propiedad o control también pueda satisfacer el requisito consistente en que la Demandante “intenta realizar, a través de acciones concretas, está realizando o ha realizado una inversión en el territorio de otra Parte”, en cuyo caso cumpliría las condiciones para ser considerada un “inversionista de una Parte””, según lo marca el tratado de libre comercio invocado.

Cronología del conflicto

A principios de la década de 1980, la predecesora de Sea Search Armada, Glocca Morra Company respaldada por ciudadanos predominantemente estadounidenses, solicitó y obtuvo autorización de Colombia para buscar e informar de cualquier descubrimiento en aguas colombianas del naufragio de un galeón español de 300 años de antigüedad, el San José, que transportaba un tesoro de más de 20.000 millones de dólares (en valor actual).

Tras la investigación y la búsqueda, hallaron un gran pecio que correspondía al San José comunicando el hallazgo a las autoridades colombianas. Colombia reconoció a Glocca como “reclamante” de su descubrimiento -según la notificación de arbitraje- y como descubridor del tesoro con el derecho al 50% de su producto y a un acceso preferente a un contrato de salvamento. La compañía y las autoridades colombianas empezaron a negociar un contrato de salvamento sobre esta base, pero las negociaciones se estancaron.

Durante las dos décadas siguientes, litigaron en los tribunales colombianos y en el extranjero y en 2007 la Corte Suprema de Justicia de Colombia confirmó que Sea Search tenía derechos sobre el 50% del tesoro que había descubierto y comunicado.

En febrero de 2020, el Ministerio de Cultura colombiano publicó la Resolución 0085 de 23 de enero de 2020 por la que declaró jurídicamente el pecio del Galón Señor San José un Bien de Interés Cultural de ámbito nacional.

En diciembre de 2022, Sea Search Armada presentó la demanda de arbitraje contra Colombia ante el no reconocimiento sobre sus derechos del 50% del tesoro descubierto y comunicado.

En diciembre de 2023, el tribunal rechazó la solicitud de España de participar como “parte no contendiente” en esa fase del arbitraje, pero abrió la puerta a que, si el procedimiento pasaba a la fase de fondo y España demostraba un interés considerable, se podría reconsiderar su participación.

En febrero de 2024, el Gobierno colombiano anunció la exploración del Galeón San José para recuperar el tesoro.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.