El tribunal del arbitraje entre Uruguay y Ritika Mehta, Vinita Agarwal y Prenay Agarwal bajo administración de la Corte Permanente de Arbitraje (CPA) se declaró sin jurisdicción sobre la controversia por el proyecto de explotación minera de hierro Aratirí en el que los demandantes pedían una indemnización de 3.536 millones de dólares.

En julio de 2017, la minera Aratirí, empresa subsidiaria uruguaya del grupo Zamin Ferrous con sede en Londres, comunicó la demanda de arbitraje interpuesta al Gobierno uruguayo por imponer cambios en el Proyecto minero Valentines que lo afectaban de manera retroactiva.

El tribunal de este arbitraje sometido a las reglas de la Comisión de Naciones Unidas por el Derecho Mercantil Internacional (Cnudmi o Uncitral) lo componían, bajo administración de la CPA: Andrés Rigo Sureda, O. Thomas Johnson y Pierre Mayer.

Los demandantes habían obtenido la potestad sobre la inversión de su padre, indio, a través de un “fideicomiso discrecional”. Por su nacionalidad británica se ampararon en el tratado Uruguay-Reino Unido, pero el tribunal concluyó que al no ser titulares en el momento de violación del convenio no era legítimo el planteamiento de la demanda bajo el tratado susodicho.

Según el comunicado difundido por la Presidencia de Uruguay: “los demandantes, en calidad de beneficiarios discrecionales del fideicomiso que indirectamente tenía cierta titularidad sobre el proyecto minero, no eran titulares al momento de los hechos de un bien protegido por el Convenio y por tanto carecían de legitimación para plantear una pretensión con respecto a una inversión”.

Asimismo, los demandantes fueron condenados a reembolsar a Uruguay con más de 4 millones en costas.

Más sobre este conflicto: Uruguay enfrenta arbitraje Uncitral contra Zamin-Ferrous por mina de hierro

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.