En un artículo publicado en Investment Treaty News se denuncia el “double hatting” del juez de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) Peter Tomka, quien a pesar del anuncio del presidente Abdulqawi A. Yusuf en 2018 de que los miembros de su institución no participarán en arbitraje de inversión ni en arbitrajes comerciales está interviniendo en un arbitraje CIADI en el que una de las partes es China.

El 12 de noviembre de 2020, Peter Tomka, de nacionalidad eslovaca, fue reelegido miembro de la Corte Internacional de Justicia de las Naciones Unidas (CIJ). Tomka ha desempeñado su papel como juez en la CIJ desde 2003 y ahora lo será de nuevo por otro período de nueve años.

El 17 de agosto de 2020, China nombró a Tomka como miembro de un tribunal del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI) en una demanda presentada en su contra por el inversor japonés Macro Trading Co., Ltd., en virtud del Tratado Bilateral de Inversiones (TBI) entre China y Japón; a pesar de las pautas establecidas destinadas a evitar que los jueces de la CIJ formen parte de otros tribunales internacionales.

En 2018, el juez Abdulqawi Yusuf, presidente de la CIJ, anunció en un discurso ante la Asamblea General de la Naciones Unidas que los jueces de la institución ya no actuarían como árbitros en procedimientos internacionales de arbitraje comercial o de inversión.

En otro discurso fechado el 2 de noviembre de 2020, Yusuf volvió a hacer referencia a esta decisión señalando que: “se aprobó una recopilación de las decisiones adoptadas por la Corte para evitar las incompatibilidades que pudieran derivarse de las actividades extrajudiciales de sus integrantes y que están a disposición de todos los jueces electos a la Corte”. Directrices, que según las autoras del artículo “ICJ Judge Peter Tomka appointed to investment arbitration tribunals despite ICJ guidelines against “double-hatting”“, Nathalie Bernasconi-Osterwalder y Zoe Phillips Williams no se habrían hecho públicas.

Tomka también se desempeña actualmente como árbitro presidente en la CPA en el arbitraje de la rusa RusHydro contra la República Kirguisa. No es el único juez de la CIJ que actualmente forma parte de un tribunal arbitral, pero sin embargo el juez Joan E. Donoghue que preside un proceso de arbitraje en curso contra Etiopía, y el juez James Crawford en varios casos pendientes habían iniciado los procedimiento antes del discurso de Yusuf de 2018.

En el informe del International Institute for Sustainable Development (IISD) de 2017, “¿Es el “double hatting” un problema? El papel de los jueces de la CIJ en ISDS” se exponía como aproximadamente el 10% de todos los reclamos conocidos sobre tratados de inversión habían involucrado a jueces de la CIJ como árbitros. El propio Tomka fue el más frecuentemente designado (9 tribunales arbitrales y 6 comités de anulación).

Según el artículo citado de Bernasconi-Osterwalder y Phillips Williams: “Este “pluriempleo” o “double hatting” es problemático por varias razones. En primer lugar, el informe señala que, dado que los árbitros reciben una remuneración sustancial por hora o por día, mientras que los jueces de la CIJ reciben un salario, los jueces que trabajan como árbitros pueden tener incentivos para dedicar más tiempo a sus casos de arbitraje, potencialmente en detrimento de su trabajo para el tribunal.”

Pero más preocupante plantean el posible compromiso a la “independencia real o percibida” de los jueces de la CIJ, ya que el deseo de ser nombrados en un arbitraje de inversiones podría afectar a los fallos de la CIJ.

El informe también destaca el posible conflicto de intereses cuando los jueces CIJ ocupan varios cargos como árbitros y deben decidir impugnaciones o nombrar a otros árbitros para futuros nombramientos.

Nota del editor: este artículo se actualizó para reflejar que el nombramiento de Tomka para el tribunal de RusHydro ocurrió antes del discurso del juez Yusuf en 2018.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.