Costa Rica ha ganado el arbitraje de inversiones presentado por la minera canadiense Infinito Gold en marzo de 2014 ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (Ciadi), por la cancelación de la concesión minera Las Crucitas a la empresa Infinito Gold Ltd., para el desarrollo de un proyecto minero.

Infinito reclamaba en inicio 94 millones de dólares, pero subió su pretensión económica a 321 millones por las inversiones realizadas y por las pérdidas por concepto de “ganancias dejadas de percibir” al anulársele la concesión en la mina Las Crucitas, situación producida cuando el país se declaró libre de minería metálica a cielo abierto. El tribunal del arbitraje ha eximido a Costa Rica de pagar indemnización alguna a la minera, según comunicado del Ministerio de Comercio Exterior, basándose en que:

  • «Costa Rica no le denegó justicia al inversionista, ya que los tribunales nacionales observaron correctamente los principios del debido proceso, y brindaron a Infinito acceso a las oportunidades de defensa necesarias.
  • Es legítimo que el país se declarara libre de la minería metálica a cielo abierto, como un objetivo soberano para proteger el medio ambiente; pero, al tomar esa decisión, se tenía que considerar la posible existencia de trámites en curso relacionados con la obtención de un permiso de exploración o explotación minera, y resguardar su situación. Al omitir hacerlo, se violaron los principios de proporcionalidad y razonabilidad que la Administración Pública debe respetarle a todos los Administrados, incluyendo los inversionistas.
  • A pesar de lo anterior, Infinito no demostró que la omisión indicada le hubiera provocado un daño y, por ende, no corresponde que Costa Rica le pague ninguna indemnización.»

Más detalles sobre el arbitraje

La demanda se registró al amparo del Acuerdo entre el Gobierno de la República de Costa Rica y el Gobierno de Canadá para la Promoción y Protección Recíproca de Inversiones.

El arbitraje ha contado con la intervención de la Asociación Preservacionista de Flora y Fauna silvestre Apreflofas y del Gobierno de Canadá, ambos como Amicus Curiae. Y ha contado con la financiación de terceros del fondo AVO Capital, a cambio de un tercio de la indemnización que puediera recibir la canadiense.

El Tribunal del arbitraje lo han formado la suiza Gabrielle Kaufmann-Kohler, presidenta, el belga Bernard Hanotiau y la francesa Brigitte Stern.

Costa Rica ha sido representada por Arnold & Porter Kaye Scholer LLP y el Ministerio de Comercio Exterior y la defensa de Infinito Gold ha corrido a cargo de Torys, Toronto.

Análisis más a fondo del laudo arbitral en este enlace: Infinito Gold vs Costa Rica: Breve análisis del laudo arbitral del CIADI

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.