Prev1 of 3Next
Use your ← → (arrow) keys to browse


“Arbitraje sin papel: llegó el momento”, por Eduardo Iñiguez y Carolina Ciriani (Bullard Falla Ezcurra+).

Árbitros, abogados y litigantes coinciden en que uno de los principales problemas del arbitraje – sino el principal – son sus costos1.

Las partes de un proceso judicial no asumen todos los costos que este conlleva. Tradicionalmente, no asumen mucho más que el honorario de sus abogados y aranceles judiciales de no muy alta cuantía. El sueldo de los jueces, secretarios judiciales, otros funcionarios del Poder Judicial, infraestructura y todo lo necesario para que el sistema de justicia funcione, es pagado con fondos públicos. Es trasladado (externalizado) a todos los demás mediante impuestos.

El arbitraje obliga a las partes a internalizar los costos de su controversia

El arbitraje se encuentra en el polo opuesto del espectro. Las partes de un arbitraje no solo asumen el honorario de sus abogados. Asumen el honorario de los árbitros, de los secretarios arbitrales, los gastos administrativos del centro, el gasto de las audiencias y de todos los documentos que se presenten durante el arbitraje. El arbitraje obliga a las partes a internalizar los costos de su controversia.

Es curioso entonces que siendo los arbitrajes tan costosos y coincidiendo todos en que ese es uno de sus principales problemas, los litigantes gastemos tanto en un costo innecesario: en papel. Como decía Guido Calabresi, en un mundo donde los recursos son escasos, es injusto desperdiciarlos2. Y esa frase nunca ha sido más cierta que allí donde el desperdicio además de injusto es innecesario.

No es extraño que en arbitrajes en donde se disputan decenas o centenas de millones de dólares cada parte gaste miles de dólares en impresiones, copias y documentos en físico. Para muestra, un botón: en un reciente arbitraje llevado por nuestra firma en donde el uso de papel era obligatorio, solo durante las audiencias finales incurrimos en costos por impresiones de más de USD 7,000. Esto representa un aproximado de más de 300,000 páginas sin ningún otro propósito que ser empleadas durante una semana de audiencias para, luego, ser desechadas. Como es de esperar, el costo total de impresiones durante ese arbitraje (que tuvo una duración de más de dos años) fue mucho mayor.

La entrega de documentos a los árbitros y a la contraparte puede ser realizada mediante unidades de almacenamiento de datos externas o plataformas de transmisión de datos electrónicas

Uno podría pensar que el gasto en papel se ve justificado en que no existen alternativas menos costosas. Sin embargo, un rápido sondeo de mercado demuestra esa intuición como errada. La entrega de documentos a los árbitros y a la contraparte puede ser realizada mediante unidades de almacenamiento de datos externas o plataformas de transmisión de datos electrónicas, cualquiera de las cuales es una mejor alternativa que el uso de papel.

En el primer caso, dependiendo de la cantidad de información, es posible adquirir USB’s o discos duros externos por tan poco como 5 USD3, por lo que adquirir varios dispositivos sigue siendo menos costoso que imprimir cerros de papel. En el segundo, en países de América Latina ya operan plataformas como Dropbox y Sharefile que por una suscripción anual permiten no solo almacenar información sino compartirla. Aún si la suscripción anual pueda parecer costosa, a una firma de abogados le permite compartir documentos de manera segura y de manera virtualmente ilimitada, por lo que permite ahorrar los futuros costos en papel.

1 “Cost” continues to be seen as arbitration’s worst feature, followed by “lack of effective sanctions during the arbitral process”, “lack of power in relation to third parties” and “lack of speed”. 2018 International Arbitration Survey: The Evolution of International Arbitration. White & Case, Queen Mary University of London, School of International Arbitration.
CALABRESI, Guido. “First Party, Third Party, and Product Liability Systems: Can Economic Analysis of Law Tell Us Anything About Them? en lowa Law Review. Vol. 69, p. 834.
Por ejemplo: http://tinyurl.com/ya69zaxc.

Sharefile Business (pago anual): 5 usuarios=US$ 1200.00 (US$ 100.00 por usuario mensual) y US$ 10.00 mensual por cada usuario adicional.
Dropbox Business (pago anual): 5 usuarios = US$ 1200.00 (US$ 20.00 mensual por cada usuario) y US$ 20.00 mensual por cada usuario adicional.
Google Drive Business (pago annual): US$ 10.00 por cada usuario cobrado mensualmente y US$ 120.00 más impuestos por cada usuario adicional.

Prev1 of 3Next
Use your ← → (arrow) keys to browse

One Comment

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.